Cada día estoy más convencido de que internet nos ha permitido crear una especie de conciencia colectiva capaz de obrar cosas maravillosas.

Campañas de apoyo a niños que afrontan enfermedades raras, movimientos por los derechos de los animales, campañas de emergencia ante desastres naturales, búsqueda de hogares de acogida para perros abandonados y tantas otras buenas noticias que nos han hecho emocionarnos y volver a creer en la bondad de los seres humanos.

Y es que la solidaridad de internet está llena de grandes y pequeñas historias, como la que os traemos hoy.

El placer de leer.

Folletos de supermercados, publicidad engañosa, tipografías rimbombantes con mensajes chillones y aburridos catálogos de productos que no nos interesan.

La publicidad comercial invande a diario nuestros buzones, y la mayoría de nosotros las tiramos a la basura sin ni siquiera mirarlos.

Poca gente decide leerlos, y mucho menos disfrutarlos. Es por eso que el cartero de Salt Lake City, Ron Lynch quedó profundamente extrañado cuando un niño de 12 años le pidió por favor que le entregara todo el correo basura que pudiera.

niño consigue libros 1

Como es natural, el cartero quiso conocer los motivos tres esta extraña petición. Fue entonces cuando Mathew Flores, que así se llamaba el joven, le explicó que le encantaba leer pero no tenía ningún libro y que esos catálogos y folletos eran su único entretenimiento.

niño consigue libros 2

El cartero le explicó a Mathew que podría visitar la biblioteca municipal para conseguir algunos libros de lectura, a lo que el joven contestó que eso era un lujo que su familia no podía permitirse, ya que la biblioteca estaba lejos, su familia no tenía coche y no podían permitirse pagar el autobús.

niño consigue libros 3

Conmovido por su historia el cartero hizo un pequeño llamamiento en Facebook, para que sus conocidos y amistades donaran algunos libros viejos a Mathew.

niño consigue libros 4

Un gesto sencillo, inocente, local y desinteresado que obtuvo una respuesta tan mediática e increíble como sólo internet puede ofrecer.

Ron pensó que gracias a su mensaje Mathew conseguiría una veintena de novelas, pero ese día internet estaba generoso y Mathew ya ha recibido cientos de libros en su casa.

La gente de todo el mundo se sintió conmovida por el deseo del niño, quien ha recibido envíos desde Reino Unido, Australia, India y muchos lugares más.

“Cuando el cartero llamó a mi puerta con el primer envío no me lo podía creer. Me dijo ‘estos libros son para ti’, yo pensaba que se había equivocado, pero realmente eran para mi” Dice Mathew visiblemente emocionado.

niño consigue libros 5

Mathew Flores se encuentra muy feliz y agradecido por la generosidad de la gente y ha prometido leer hasta el último libro que le han donado, compartiéndolos después con otros niños que también los necesiten.

 

Pondríamos la dirección del pequeño para que pudierais enviarles los vuestros, pero no sabemos si habla español, y seguro que debe estar empezando a quedarse sin sitio para guardarlos. Pero recuerda que también puedes hablar con las entidades culturales de tu ciudad y donarlos a sus bibliotecas de barrio.

Fuente: Twentytwowords.com

Publicado en Miscelánea