10 datos curiosos de animales para aquellos que creen que lo saben todo

Publicado 11 julio, 2020 por Javier Escribano
datos-curiosos-animales
PUBLICIDAD

Si creías haberlo visto todo en el mundo animal, prepárate para descubrir 10 curiosidades que te sorprenderán. Desde tortugas de aspecto increíble a la forma tan «familiar» que tienen las crías de búhos de dormir… o incluso la historia de un oso que participó como soldado en la Segunda Guerra Mundial (¡y le subieron de rango!)

Las hembras de murciélago vampiro regurgitan sangre para alimentar a otras

murcielago vampiro

A pesar de su mala fama, los murciélagos vampiro, que se alimentan de hemoglobina, tienen un buen sentido del compañerismo. Un estudio realizado con murciélagos en cautiverio demostró que, cuando a uno de los dos no se le daba de comer, el otro regurgitaba parte de su comida para alimentarlo. Posteriormente, al liberarlos, se demostró que los que habían establecido este vínculo en cautiverio permanecieron juntos en libertad, como si fuera una especie de amistad.

Los elefantes rara vez desarrollan cáncer gracias a un gen ‘zombi’

Por su tamaño, su longevidad y por tener hasta cien veces más células que los humanos, sería lógico suponer que los elefantes tienen más probabilidades de desarrollar cáncer. Sin embargo, no es el caso. Un estudio descubrió que los elefantes tienen copias de dos genes que combaten el cáncer: el gen P53, que detecta ADN dañado, y LIF6, que elimina las células dañadas antes de que puedan desarrollar un tumor.

Lo sorprendente es que el gen LIF6 se convirtió en un gen inactivo, hace millones de años, y ahora «ha resucitado», de ahí que lo llamen un gen zombi. Se espera que esta información ayude a investigar un tratamiento contra el cáncer en humanos.

Lucy fue el gato más longevo del mundo, al llegar a los 39 años

Esta gata de Gales nació en 1972, y llegó hasta los 39 años de edad, lo que equivale a unos 170 años humanos.

Las mariposas beben lágrimas de tortugas y cocodrilos

Este comportamiento no es raro entre mariposas y otros insectos, pues las lágrimas de grandes animales son fuentes de sal, un recurso escaso.

abeja cabeza tortuga

Las crías de búho duermen boca abajo porque les pesa mucho la cabeza

Cuando crecen unos meses, los búhos son capaces de soportar el peso de sus cabezas. Con sus patas, por cierto, pueden hacerlo en las ramas de un árbol sin caerse, como podemos ver en esta otra foto.

Los Bashkir Curly son los únicos caballos hipoalergénicos que existen

Estos caballos de llamativo pelo rizado se encuentran en los Urales rusos, y llegaron a América del Norte atravesando el Estrecho de Bering por Alaska. Su pelaje rizado y abundante es también el único de entre todos los caballos resistente a reacciones alérgicas, debido a unas glándulas sebáceas hiperactivas que contrarrestan los alérgenos.

Un oso participó en la II GM

Tras la invasión de Hitler a la URSS, que por entonces había invadido Polonia, los soviéticos se pasaron al bando de los aliados, y a consecuencia, miles de polacos, civiles y militares, fueron liberados. Muchos de ellos marcharon hacia al ejército británico en Palestina.

oso soldado

En ese viaje, se encontraron, en 1942, con un osezno que estaba siendo cuidado por un niño iraní. A petición de la nieta de uno de los generales, los polacos compraron el osezno al niño, que se unió a la compañía como un refugiado más. Pasó el tiempo y el oso creció, convirtiéndose en las mascota de las tropas, que levantaba su moral… y en una de sus correrías, el oso llegó a descubrir a un espía en el campamento.

Su alistamiento definitivo ocurrió en 1944, cuando las tropas polacas embarcaron para apoyar a la resistencia italiana. Como no se permitían mascotas a bordo, decidieron alistarlo como parte de la compañía de suministros de artillería, teniendo su propia documentación y hasta salario. Y se lo ganó, pues participó en la batalla de Montecassino transportando cajas de suministros gracias a su fuerza (y llegó a ascender a cabo).

Al término del conflicto, acabó en el zoo de Edimburgo, donde nos dejó en 1963 a los 22 años de edad. Aún siguió recibiendo las visitas de sus compañeros de batallón (y al parecer, los reconocía). Hoy día está inmortalizado con una estatua en la capital escocesa.

estatua oso escocia

Los macacos japoneses son asombrosamente parecidos a los humanos

Estos macacos, también conocidos como monos de las nieves, viven en estado salvaje en Nagano, en Honshu, la principal isla de Japón, en una región fría casi todo el año. Una de sus poblaciones, de unos 150 iembros, baja todas las mañanas a bañarse a las aguas termales de un parque nacional, ante la presencia de cientos de turistas cada día. Estos se asombran por sus gestos y expresiones faciales, casi idénticas a las de los humanos.

Con una sonrisa de oreja a oreja, así luce la tortuga Mata Mata

Esta espectacular tortuga, de la familia Chelidae, vive en varias zonas de América del Sur. Sorprende por sus muchas protuberancias por todo el cuerpo, casi con forma de sierra, su cuello aplanado y por su hocico pequeño. Sin embargo, no tiene muchas razones para sonreír, pues precisamente por su exótico aspecto es víctima de los furtivos y vendida como mascota.

Así luce una prótesis de pata de elefante

Mosha, una elefante asiática, perdió su pata con solo 7 meses, al pisar una mina en la frontera de Tailandia con Muanmar. Dos años después, el cirujando Therdchai Jivacate desarrolló junto con una ONG la primera pata prostética para elefante del mundo. A lo largo de su vida (ya tiene diez años) Mosha ha recibido hasta nueve patas prostéticas, para adaptarse a su tamaño.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...