5 grandes cosas que se crearon durante una cuarentena

Publicado 26 marzo, 2020 por Alberto Díaz - Pinto
cuarentena-avances
PUBLICIDAD

A medida que el mundo se enfrenta a la pandemia del coronavirus, algunas de las medidas clave que las autoridades están utilizando para combatirla son el aislamiento y la cuarentena. Medidas cuyos orígenes se remontan a la Edad Media, concretamente a raíz de la pandemia más devastadora de la historia de la humanidad, la cual exterminó a un tercio de la población europea. Efectivamente, nos referimos a la peste negra.

Y es que, cuando la peste bubónica golpeó Europa entre los años 1347 y 1351, los médicos medievales no entendían cómo se propagaba esta enfermedad, surgiendo teorías de toda clase. Tras la fase más devastadora, la plaga volvería reiteradas veces, a veces cada cinco o diez años, para golpear algunas zonas europeas a modo de recordatorio.

Ilustración medieval sobre la peste negra

Ilustración del entierro de las víctimas de la peste en Tournai, Bélgica.Wikipedia

Dubrovnik, ciudad pionera en las medidas de cuarentena

Sin embargo, la ciudad de Dubrovnik (entonces conocida como Ragusa), ciudad costera que por aquel entonces contaba con 3.000 habitantes, hizo algo muy diferente cuando la peste comenzó a surgir nuevamente en el año 1377. Los historiadores revelan que fueron la primera ciudad del mundo en desarrollar e implementar la legislación de cuarentena. En una reunión que tuvo lugar el 27 de julio de 1377, los concejales de Dubrovnik dictaminaron:

Quienes provengan de áreas infestadas de plagas no ingresarán a Dubrovnik o su distrito, a menos que previamente pasen un mes en el islote de Mrkan o en la ciudad de Catvat, con fines de desinfección

Así, el éxito que Dubrovnik logró al contener la plaga llevó a otras ciudades italianas, como Venecia o Milán, a imitarla con medidas similares.

 la peste en la Biblia de Toggenburg

Ilustración de la peste en la Biblia de Toggenburg (1411). Créditos: Wikipedia

Desde entonces, la cuarentena ha perdurado como práctica de salud pública a lo largo de los siglos. Y fue precisamente durante aquellos confinamientos, cuando surgieron ideas y obras brillantes:

William Shakespeare escribió El Rey Lear durante una cuarentena y otras grandes obras

Retrato William Shakespeare

Supuesto retrato de Shakespeare en el primer folio, publicado 1623. Créditos: Wikipedia

Shakespeare era actor y accionista de la compañía de teatro The King’s Men cuando la peste bubónica obligó a los teatros de Londres a cerrar sus puertas a principios del siglo XVII. De este modo, después de encontrarse repentinamente sin un trabajo estable y con mucho tiempo libre, Shakespeare comenzó a escribir. Antes de que terminara el año, el dramaturgo había culminado El Rey Lear, Macbeth y Antonio y Cleopatra.

Newton produjo algunos de sus mejores trabajos durante su año en cuarentena

Isaac Newton

Retrato de Isaac Newton realizado por Godfrey Kneller en 1689. Créditos: Wikipedia

En 1665, cuando Newton tenía poco más de 20 años, uno de los últimos brotes importantes de la peste bubónica golpeó Inglaterra. Las clases en la Universidad de Cambridge fueron canceladas, por lo que Newton se retiró a la finca de su familia para continuar sus estudios desde allí. Fue durante aquel año de cuarentena cuando algunos de sus mejores trabajos. Por ejemplo, desarrolló sus teorías sobre óptica mientras «jugaba» con prismas en su habitación. Este fue también el momento en que su teoría de la gravedad empezaba a germinar. Si bien, probablemente, una manzana no golpeó a Newton en la cabeza, desde su ventana veía un manzano que pudo haber inspirado esta genuina revelación.

Edvard Munch pintó su autorretrato cuando empezó a recuperarse de la gripe española

Autorretrato de Edvard Munch después de padecer la gripe española (1919). Créditos: fundacionio

El autor de El grito contrajo la gripe española en 1919, cuando vivía en Noruega. Pero en lugar de convertirse en una de sus muchas víctimas, Munch vivió para seguir haciendo arte. Tan pronto como se sintió capaz, reunió suministros de pintura y comenzó a plasmar su estado físico en este autorretrato.

Thomas Nashe escribió la Última voluntad y testamento de Summer durante la peste bubónica

Thomas Nashe










Xilografía polémica que ridiculiza a Nashe como presidiario (1597). Créditos: Wikipedia

Thomas Nashe fue un dramaturgo isabelino que adquirió la fama casi al mismo tiempo que Shakespeare. Cuando la peste bubónica golpeó Londres en 1592, Nashe huyó al campo para evitar contagiarse. Desde allí escribió la Última voluntad y testamento de Summers, obra que refleja sus experiencias durante la pandemia.

Giovanni Boccaccio escribió su famoso Decamerón, una obra constituida por 100 cuentos

Giovanni Boccaccio

Retrato de Giovanni Boccaccio elaborado por Raffaello Sanzio Morghen (1875). Créditos: Wikipedia

El escritor y poeta florentino Giovanni Boccaccio se vio personalmente afectado por la peste bubónica. Sobrevivió al brote acaecido en Florencia en 1.348, huyendo de la ciudad y refugiándose en la campiña toscana. Durante aquel tiempo fue cuando escribió su obra más famosa, el Decamerón.

Vías: Mentalfloss, Medievalists, Wikipedia (Black Death)

PUBLICIDAD
hazloconmigo



PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...
.