Elon Musk y su hermano: los inmigrantes ilegales que dormían en su oficina y que cambiaron su suerte con esfuerzo

Publicado 14 enero, 2021 por Alberto Díaz - Pinto
elon-musk-historia
PUBLICIDAD

Elon Musk es, sin lugar a dudas, uno de los personajes más enigmáticos de la escena empresarial actual. A día de hoy, se ha posicionado como el hombre más rico del mundo en un tiempo récord, adelantando a Jeff Bezos, presidente y fundador de Amazon, y Bill Gates, fundador de Microsoft.

Musk es sobradamente conocido por ser el fundador de SpaceX y Tesla, pero, ¿cuál ha sido el secreto de su éxito? Aunque haya conseguido abrazar el cúlmen de los negocios, lo cierto es que su camino hacia el éxito ha estado lleno de múltiples baches y dificultades.

Hoy nos centraremos en su vida y ahondaremos en algunos acontecimientos que pueden haberle impulsado a conseguir tales hitos. Comencemos:

Una infancia difícil

Cuando era pequeño, sus padres pensaban que era sordo. Al parecer, un jovencísimo Musk era tan introspectivo y soñaba tanto despierto que sus padres llegaron incluso a pedir pruebas médicas para comprobar si padecía sordera.

Durante su juventud, además de crear sus propios cohetes y explosivos, por lo que se siente muy afortunado de conservar todos sus dedos, Musk es un gran aficionado a la lectura. Leía la Enciclopedia Británica a los 9 años, que compaginaba con novelas de ciencia ficción, cómics y cualquier obra literaria que cayera en sus manos. Se pasaba hasta 10 horas al día leyendo.

A los 10 años, Elon Musk aprendió a programar. De hecho, a los 12 fue cuando vendió su primer programa, por el que recibió 500 dólares. Al parecer, Bastar, que así era como lo tituló, era un videojuego espacial muy similar al mítico Space Invaders. Por aquel entonces, el dinero que ganaba programando lo gastaba en cómics, ordenadores y juegos de rol como Dragones y Mazmorras.

Creció en una casa grande, pero todo fue cambiando cuando los padres de Elon se divorciaron a causa de los maltratos de su padre, hacia Maye, su madre.

Musk sufrió bullying hasta los 15 años, momento en el que decidió aprender kárate, judo y lucha libre para defenderse de sus agresores.  A los 17, se marchó de casa de su padre porque no quería hacer el servicio militar (obligatorio en Sudáfrica). Sin embargo, como su madre había nacido en Canadá, Elon, sus dos hermanos, Kimbal y Tosca y su madre Maye, decidieron emigrar hasta allá para emprender una nueva vida.

Al llegar a Canadá, la familia dormía en el suelo

Elon Musk a los 17

Elon Musk a los 17 años, con sus hermanos Kimbal y Tosca  / elonmuskx

Maye alquiló un pequeño y modesto apartamento en Toronto para toda la familia. Como sus ahorros estaban congelados, Maye se vio obligada a trabajar en múltiples trabajos para sacar a la familia adelante. Con el primer dinero que ganó compró una alfombra gruesa para que pudieran dormir en el suelo del apartamento y un ordenador para Elon. No eran tiempos fáciles, por lo que sus tres hijos tuvieron que conseguir becas, pedir préstamos y trabajar para poder estudiar en la universidad.

En 1992 Elon obtuvo una beca para estudiar Economía y Física en la Universidad de Pensilvania y en 1995 se matriculó en Stanford para hacer el doctorado. Sin embargo, a los dos días lo abandonó para iniciar su propia empresa, Zip2, junto a su hermano junto con su hermano Kimbal y su amigo Greg Curry.

Zip2: su primer gran éxito que inició durmiendo en la oficina y duchándose en un gimnasio

Para el 50 cumpleaños de su madre Maye, sus hijos, como no tenían dinero, le regalaron una casita de madera de juguete y un coche de madera del tamaño de una caja de cerillas y le dijeron: Un día te los compraremos de verdad.

Por aquel entonces, Elon era inmigrante con un visado temporal y Kimbal era un inmigrante ilegal en Estados Unidos. ​Por la falta de recursos económicos Kimbal y Elon estuvieron un tiempo viviendo en la oficina de Zip2, de 4 m x 9 m, y usaban las instalaciones de un gimnasio cercano para ducharse.

Zip2 fue una compañía que proporcionaba software de guías locales para periódicos en Internet, que terminaría vendiendo a Compaq por 300 millones de dólares, de los que Elon recibió 22.

Elon Musk con su madre

Elon Musk con su madre, Maye, en 1995 / elonmusk

Más tarde, con ese dinero, invirtió en X.com, que se fusionó con Confinity y terminó llamándose PayPal, que finalmente sería comprada por eBay por 1.500 millones de dólares.

Actualmente, sus dos principales activos son SpaceX, la compañía privada que fabrica cohetes y naves para misiones espaciales y que actualmente colabora con la NASA; y Tesla Motors, que a pesar de rozar la quiebra durante sus inicios, terminó convirtiéndose en la primera compañía automotriz estadounidense en subir al mercado bursátil en 2010. Actualmente supera a clásicas del sector como Ford y General Motors.

Starlink en la plataforma de lanzamiento

Cohete Starlink de SpaceX / elonmusk

Sin embargo, Musk no pierde la oportunidad de invertir en sectores de futuro tan diversos como la inteligencia artificial, la biotecnología y el software.

Otros datos curiosos sobre su vida

Elon Musk con su hijo

Elon Musk con su hijo / elonmusk

Sus intereses también se volcaban hacia el rol. De hecho, fue master en Dragones y Mazmorras e incluso llegó a ganar un torneo de Johannesburgo junto a su primo.

Una de sus grandes pasiones son los coches. De hecho, entre sus joyas automovilísticas se encuentra el mítico Lotus Esprit submarino. Se trata de un coche de la película de James Bond La espía que me amó, valorado en unos 780.000 euros.

Como ya hemos mencionado, cuando tenía 17 años dejó Sudáfrica para afincarse en EE.UU. y emprender sus estudios universitarios. Por aquellos entonces, sobrevivía con un dólar al día, el cual utilizaba para comprar alimentos al por mayor. Su subsistencia era a base de perritos calientes y naranjas.

Próximo objetivo: llevar un millón de personas a Marte

Este mismo año, el visionario ha vendido todas sus propiedades inmobiliarias. Su intención es crear una colonia en Marte, a la que espera enviar un millón de personas para 2050. «Aproximadamente la mitad de mi dinero está destinado a ayudar a los problemas en la Tierra y la otra mitad a ayudar a establecer una ciudad autosuficiente en Marte para garantizar la continuación de la vida (de todas las especies) en caso de que la Tierra sea golpeada por un meteoro como los dinosaurios o la Tercera Guerra Mundial suceda y nos destruyamos a nosotros mismos», explicó en Twitter en 2018.

Sin duda, la vida de Elon Musk es un ejemplo de inspiración ya que, pese a las dificultades, todos podemos alcanzar grandes cosas, si ponemos todo el empeño en ello.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
Otros artículos de esta categoría...